Nuestras Plan Para Vivienda Para Todos

Como su Miembro del Consejo Municipal, lucharé por asegurar un acceso a viviendas seguras y asequibles para todos los residentes de nuestra comunidad, logrando así que nadie mas viva el miedo a perder sus propiedades u hogares a causa de cambios en ingresos, incrementos en precios de renta, o a causa de discapacidades físicas o mentales:
  • Debemos preservar y construir viviendas asequibles para las familias de bajos ingresos, personas mayores, y otros individuos que cuenten con ingresos fijos.
  • Asegurar que los dueños de casas sean apoyados.
  • Priorizar la prevención a la indigencia o desamparo, y asegurar que los indigentes de la ciudad puedan tener acceso a una vivienda digna y permanente.
  • Asegurar que la NYCHA cuente con los recursos necesarios para sobresali.

Lee Más...

Los Problemas:

Nuestros hogares son lugares críticos para una buena salud mental y bienestar físico. Todos los aspectos de la vida se ven afectados si una persona o familia se encuentra en una situación de vivienda comprometida. El aprendizaje de los niños, así como el estado de salud mental y física de los adultos, pueden verse afectados. NYC no puede ser exitosamente reconstruida sin enfrentar inmediatamente el tema de la crisis de viviendas, comenzando por bajar los elevados precios de renta. La ciudad se enfrenta a un récord histórico de desempleo, y un estimado de más de 100,000 neoyorquinos están en riesgo de perder sus hogares mientras que miles más luchan por poder pagar su renta e hipotecas. Adicionalmente, muchas familias de clase trabajadora pagan más de lo que deberían en impuestos de propiedad y obtienen pocos beneficios.

 

Muchas familias trabajadoras se ven diariamente afectadas bajo la presión de mantener su vivienda con costos de vida extremadamente elevados. Ya antes de la pandemia, 1 de cada 3 viviendas del Distrito 11 se encontraban severamente afectadas al tener que pagar más del 50% de sus ingresos en renta. No es difícil que estas familias lleguen a un quiebre total por este tipo de presiones. Solamente el año pasado, el 38% de las órdenes de desalojo en las Housing Courts de NYC ocurrieron en el Bronx, con consecuencias devastadoras para muchas familias. De hecho, 1 de cada 6 estudiantes en nuestro distrito ha experimentado el desamparo o indigencia durante los últimos 5 años.

 

Las iniciativas recientes creadas para incrementar la cantidad de viviendas asequibles han tenido un efecto contrario e involuntario, causando que algunos vecindarios anteriormente asequibles se conviertan en lugares aún más inasequibles para sus propios habitantes. A pesar de la creación de miles de viviendas más "económicamente accesibles" a lo largo de años recientes, existen pocas de ellas que sean verdaderamente asequibles para residentes de bajos recursos. La realidad indica que las familias pobres de clase trabajadora cuentan con menos opciones que nunca para poder encontrar viviendas permanentes y asequibles. Ahora más que nunca, muchas familias neoyorquinas de bajos ingresos y con problemas para pagar la renta están en riesgo inminente de quedar desamparados y en condición de indigencia. Actualmente hay más vagabundos que nunca, y el sistema de refugios para indigentes no ha podido atender sus necesidades.

 

El NYCHA es el sistema que cuenta con el mayor número de viviendas permanentemente asequibles. Este, debido a los muchos años de negligencia al programa, necesita ser atendido ya que el costo anual incrementa por mil millones de dólares y actualmente necesita de $40 mil millones para poder ser reparado. De no ser así, muchas de las viviendas de NYCHA podrían ser consideradas como no viables para prestar vivienda, dejando a mas de 400,000 neoyorquinos en riesgo.

 

Por último, los dueños de viviendas en NYC han sido dejados fuera del tema de conversación, y muchos no reciben el apoyo que necesitan para poder continuar habitando sus casas. Proteger a los dueños ya existentes debería ser prioritario y sería una de las mejores inversiones por el bien común.

 

Nuestras Soluciones:

La vivienda es un derecho humano.

Como su Miembro del Consejo Municipal, lucharé por asegurar un acceso a viviendas seguras y asequibles para todos los residentes de nuestra comunidad, logrando así que nadie mas viva el miedo a perder sus propiedades u hogares a causa de cambios en ingresos, incrementos en precios de renta, o a causa de discapacidades físicas o mentales. Esto requerirá el compromiso de dedicar nuestros recursos hacia las viviendas, para así poder lograr que sean permanentemente asequibles.

 

De esta manera no dependeremos del mercado inmobiliario de NYC para solucionar la crisis de viviendas.

 

No he aceptado, ni aceptaré, contribuciones por parte de promotores inmobiliarios de bienes raíces.

 

En asociación con residentes locales, grupos comunitarios, y organizaciones sin fines de lucro (incluyendo a las organizaciones sin fines de lucro que luchan por viviendas asequibles), lucharé por asegurar que exista prioridad en crear viviendas verdaderamente asequibles para nuestra ciudad:

 

Debemos preservar y construir viviendas asequibles para las familias de bajos ingresos, personas mayores, y otros individuos que cuenten con ingresos fijos:
  • Enfocar los recursos públicos hacia la construcción de viviendas permanentemente asequibles para crear y mantener asociaciones con los desarrolladores sin fines de lucro, dando ocupación prioritaria para los trabajadores de uniones laborales.

  • Dar el uso del suelo público no utilizado a organizaciones sin fines de lucro y a organizaciones controladas por comunidades locales para así construir viviendas permanentemente asequibles que beneficien a las comunidades locales.

  • Incrementar los fondos públicos para apoyar a los fideicomisos de tierras (CLTs), a lo largo de NYC.

  • Apoyar la enmienda de la Multiple Dwelling Law en Manhattan para convertir espacios de oficinas vacíos en espacios de vivienda económicamente accesibles.

  • Pasar el Acta de Oportunidades para la Compra de Comunidades (Community Opportunity to Purchase Act), la cual dará prioridad para que las organizaciones sin fines de lucro y los fideicomisos de tierras puedan comprar edificios departamentales cuando se encuentren en venta.

  • Abogar por que el Congreso revise los Ingresos Medios por Area (Area Median Income).

  • Pedir que el Estado de Nueva York elimine el programa Affordable New York, (también conocido como la sección 421a), el cual beneficia a los promotores inmobiliarios por un costo de mil millones de dólares anuales. Estos ingresos adicionales deberían ser redirigidos hacia la creación de viviendas asequibles.

  • Priorizar las aplicaciones a viviendas nuevas y asequibles para los residentes de comunidades locales.

  • Abogar por que la suscripción automática al programa de Excepción del Incremento de Rentas Para Ciudadanos Mayores (Senior Citizen Rent Increase Exemption, SCRIE), ocurra sistemáticamente para que los residentes mayores cualificados puedan fácilmente mantener su asistencia de renta.

 

Asegurar que los dueños de casas sean apoyados:
  • Apoyar los esfuerzos por reformar el sistema de impuestos de la ciudad para así asegurar que los afluentes dueños de propiedad contribuyan con su debida porción, mientras que la porciones de los ancianos y de dueños de clase media y baja sean reducidas.

  • Luchar por asegurar que los impuestos de unidades cooperativas y condominios (co-ops and condos), sean iguales a los de las casas. Los impuestos de cooperativas y condominios son actualmente procesados de la misma manera que los de las propiedades comerciales. Lucharemos por asegurar que este cambio sea permanente (por lo menos hasta que un sistema mas justo de impuestos sea establecido). Esto podría ahorrar hasta un 17.5% a sus dueños.

 

Priorizar la prevención a la indigencia o desamparo, y asegurar que los indigentes de la ciudad puedan tener acceso a una vivienda digna y permanente:
  • Expandir el Derecho al Consejo (Right to Counsel), para asegurar que los neoyorquinos tengan acceso a una representación gratuita frente a la Corte Domiciliaria (Housing Court).

  • Convertir los espacios vacíos de oficinas y hoteles en lugares para una vivienda asequible.

  • Incrementar el valor de los vales CityFHEPS, permitiendo así una reducción a la dependencia en el sistema de refugios y reduciendo los costos de vida para que los neoyorquinos desamparados puedan acceder a una vivienda permanente.

  • Atender las barreras sistémicas que dificulten la salida del sistema de refugio para indigentes desamparados.

 

Asegurar que la NYCHA cuente con los recursos necesarios para sobresalir y renovar su compromiso de convertir la vivienda pública de NYC en un modelo ejemplar para otras ciudades:
  • Abogar por obtener más fondos del gobierno federal que signifiquen una mejora en las operaciones de vivienda pública y promover una revisión de su uso durante las décadas en que no fueron alocados correctamente.;

  • Apoyar la creación de un NYCHA Preservation Trust para ayudar a financiar renovaciones que no hayan sido cubiertas directamente por subsidios federales.

  • Acelerar la modernización de métodos para la obtención de energía eficiente y proveer paneles solares para cada edificio del NYCHA. Esto creará trabajos amigables al medio ambiente, reducirá la huella de carbono, y ahorrará dinero al NYCHA.

  • Luchar por revocar la Enmienda Faircloth (Faircloth Amendment), la cual prohíbe nuevas construcciones de vivienda pública en NYC y otros lugares.

  • Hacer que los residentes de NYCHA formen parte del proceso de toma de decisiones en cuanto se refiera a cualquier mejora o renovación de sus viviendas.