Cuidado de Niños Universal

Como su Miembro del Consejo Municipal, lucharé por un sistema de cuidado de niños que permita que las familias puedan sobresalir y que también valore dignamente a los trabajadores de cuidado de niños por medio de un mejor salario y beneficios:

  • Proveer apoyo inmediato para los proveedores de servicios del cuidado de niños durante la duración de la pandemia para que así puedan mantenerse a flote y reactivarse junto a la economía.

  • Luchar por que la burocracia y las políticas gubernamentales trabajen correctamente en conjunto por el bien de las familias y de los proveedores de servicios de cuidado infantil.

  • Una vez que nuestro sector de cuidado infantil se estabilice, trabajaré con nuestros colegas de la citadinos, estatales, y federales para lograr un cuidado de niños universal dentro de la Ciudad de Nueva York.

 

Lee Más...

Los problemas:

No podemos contar con una verdadera prosperidad económica en la Ciudad de Nueva York sin un acceso al cuidado de niños barato para las familias de clase trabajadora. El cuidado infantil permite que los niños puedan tener los fundamentos esenciales del aprendizaje, así como una mejor salud y bienestar general. El dar oportunidades a los padres de poder mantener una buena estabilidad económica y permite que nuestros negocios mantengan la habilidad de contratar y retener a sus excelentes empleados. Sin embargo, tener acceso a un cuidado barato y de alta calidad queda lejos del alcance para la mayoría de la ciudad, así como para muchas familias dentro del Distrito 11. Desafortunadamente el cuidado infantil no es adecuado ni barato para nuestras familias a nivel federal, estatal y de ciudad.

Personalmente he sufrido por poder encontrar un cuidado de niños barato para mis tres hijos, y soy profundamente consciente del elevadísimo costo que esto supone, especialmente para el cuidado de los niños mas pequeños. En 2015, el costo del centro de cuidado para mis gemelos, más los costos de mi deuda estudiantil representaban más de lo que ganaba como trabajadora social. A lo largo de la ciudad, el costo anual por el cuidado de niños en centros infantiles es de $18,746 dólares, lo cual representa una cantidad mayor al costo de una universidad pública de 4 años. A pesar de que el costo para cuidar niños en casa es mucho menor (aproximadamente de $10,296 dólares), este servicio queda fuera del alcance de muchas familias. Menos del 3% de las familias con hijos pequeños del Distrito 11 pueden acceder a centros de cuidado infantil, y solo el 9.4% puede acceder al cuidado de niños en casa (si es que encuentran el servicio). Esa crisis es aún peor para padres solteros (especialmente mujeres), y familias de color. Para ellos, pagar estos servicios más la renta, comida, y otras necesidades esenciales es literalmente imposible. Sin padres que puedan trabajar, nos enfrentamos a severas  implicaciones a largo plazo durante nuestra recuperación de la pandemia.

Esto también representa una crisis para los dueños de centros de childcare y cuidadores, quienes mayoritariamente son  inmigrantes y mujeres de color. Uno de cada cuatro de los empleados en el cuidado de niños vive en la pobreza. Los proveedores de servicios de cuidado de niños representan un servicio esencial para las familias de clase trabajadora, y nuestra recuperación económica depende de ellos. Sin embargo, mientras que la vida de muchas familias también se ve afectada, estos empleados y dueños de negocios pequeños están en riesgo de perder sus ingresos. Sumado a las clausuras mandatorias de muchos de estos centros durante la pandemia, muchos de los centros que se mantuvieron abiertos tuvieron que limitar su capacidad. Los procedimientos y pasos necesarios para mantener a familiares y trabajadores seguros, así como las limitaciones en cupo de niños en los centros, y el retiro de niños por causas de salud o falta de empleo, han creado una gran inestabilidad financiera. Una encuesta reciente, dirigida a los proveedores de servicios para el cuidado de niños, indica que el 40% de estos trabajadores opina que los centros de cuidado para niños cerrarán en los próximos tres meses si no aumenta el cupo de niños o los centros no reciben más apoyo público.

 

Nuestras soluciones:

Para construir un mejor Bronx para todos, necesitamos un acceso al cuidado de niños que sea más barato y de mejor calidad. Un cuidado de niños universal, que incluya a niños pequeños y grandes, debe ser prioritario para una recuperación justa del Bronx.

Como su Miembro del Consejo Municipal, lucharé por un sistema de cuidado de niños que permita que las familias puedan sobresalir y que también valore dignamente a los trabajadores de cuidado de niños por medio de un mejor salario y beneficios.

La Ciudad de Nueva York ya ha provado ser capaz de hacer que el Pre-K y el 3-K sean más accesibles, y trabajar por obtener una paga más justa para educadores en lugares públicos y privados puede y es mejor para los niños, sus familias y para los proveedores de servicios. Mientras que es bueno fortalecer y asegurar estos programas, también es tiempo de que todos los niños neoyorquinos y sus familias cuenten con lugares seguros y baratos donde puedan cimentar las bases formativas necesarias.

Lucharé específicamente por crear un plan universal para el cuidado de niños, así como un alivio económico inmediato para los proveedores que, al basar sus servicios en lugares físicos, se vean inminentemente amenazados a colapsar por causa de la pandemia.

Proveer apoyo inmediato para los proveedores de servicios del cuidado de niños durante la duración de la pandemia para que así puedan mantenerse a flote y reactivarse junto a la economía:
  • Dar pagos por riesgos de exposición para los proveedores de servicios del cuidado de niños que les ayuden a mantenerse abiertos y puedan ajustarse a los cambios que el COVID-19 trae consigo (como una diferente utilización de espacios y servicios). Reconoceremos también los riesgos extra que los proveedores de servicios han corrido.

  • Crear becas flexibles y de fácil aplicación que sean lingüísticamente diversas para proveedores de servicios del cuidado infantil en casa y en centros de cuidado.

  • Asegurar que se ofrezca apoyo y ayuda de recuperación a todos los proveedores de servicios de cuidado infantil, incluyendo a los centros y proveedores de servicio a casa.

  • Atender inmediatamente los bloqueos al acceso de servicios de la Administración para Servicios de Niños (Administration for Children's Services, ACS), y a subsidios y vales para familias trabajadoras elegibles por nivel de ingresos de la Administración de Recursos Humanos (Human Resources Administration). Dar atención a programas del Departamento de Educación (Department of Education), para así poder permitir una rápida inscripción de niños y hacer que los fondos puedan fluir y ser dedicados a los programas del cuidado infantil.

Luchar por que la burocracia y las políticas gubernamentales trabajen correctamente en conjunto por el bien de las familias y de los proveedores de servicios de cuidado infantil:
  • Hacer que el proceso para acceder y proveer subsidios sea más eficiente para que las familias y proveedores de servicios de cuidado de niños no necesiten navegar la ineficiente y complicada red de agencias públicas.

  • Crear una fuerza de trabajo de las redes intergubernamentales que permita que todas las agencias públicas trabajen más cooperativa, coordinada, y eficientemente para remover las barreras de acceso. Una tarea esencial al crear esta nueva fuerza de trabajo será crear recomendaciones a partir de informes que describan las mejoras prácticas y la sensitividad cultural para los trabajadores de la agencia quienes interactuar con familias y proveedores de servicios del cuidado infantil.

  • Hacer un llamado dirigido al Departamento de Educación (DOE), para asegurar que los proveedores de servicios del cuidado de niños obtengan el mismo nivel de información y servicios sin importar su afiliación con centros de cuidado infantil fundados por la ciudad.

  • Abogar por que el Estado de Nueva York: a) Incremente subsidios que se adapten al verdadero costo del cuidado infantil (en vez de que esta brecha de fondos sea cubierta por las familias y proveedores de servicios del cuidado infantil); b) Pague los subsidios en base a suscripciones y no en base a la asistencia de niños a estos lugares de cuidado (esto ayudará a que las familias con situaciones de emergencia, como por enfermedad, puedan pagar más justamente).

Una vez que nuestro sector de cuidado infantil se estabilice, trabajaré con nuestros colegas de la citadinos, estatales, y federales para lograr un cuidado de niños universal dentro de la Ciudad de Nueva York:
  • Expandir el cuidado universal de niños, así su mejor calidad y precio son accesibles a todas las familias neoyorquinas.

  • Asegurar que los proveedores de cuidado infantil a casa y en centros sean considerados y que puedan opinar en estos planes.

  • Proveer una compensación justa y comprehensiva que apoye a los cuidadores de niños.